Museo Cerezo Moreno

El Museo Cerezo Moreno se ubica en la Plaza de la Constitución, nº 34, concretamente en el edificio del antiguo ayuntamiento, que preside la principal plaza de la localidad, conocida como “El paseo”. La entrada es gratuita.

El Museo está dedicado a Francisco Cerezo Moreno, pintor muy prolífico que al final de su vida conservaba gran cantidad de su obra en su propiedad. El artista ofreció en este momento toda su colección a la localidad de Villargordo con la condición de que se montara una exposición permanente con la misma.

Toda la colección se haya repartida en cinco salas, dos salas en la planta de abajo y tres salas en la primera planta.

La colección la constituye un conjunto de oleos de distintas épocas (retratos, bodegones y paisajes) una muestra de dibujos a plumilla, y una serie de oleos sobre tabla con escenas costumbristas del pueblo Segura de la Sierra. Todo ello obra de Francisco Cerezo Moreno.

Además forman parte de la misma colección retratos, paisajes y bodegones de otros interesantes amigos del pintor. Por último, forman parte piezas de la Real Fábrica de Cristal de la Granja de San Ildefonso, Cerámica de Talavera, Cerámica de Triana, piezas de Reflejos, (barros ingleses) Floreros y una fuente de porcelana de París, etc.

Historia

El 4 de enero de 1995 se firma un convenio de cooperación entre la Excma. Diputación Provincial de Jaén y el Ayuntamiento de Villatorres, para la rehabilitación de la antigua Casa Consistorial y convertirla, con proyecto del arquitecto María Dolores Mateos Salido, y adaptarla para Museo dedicado a Francisco Cerezo Moreno.

La idea fue aceptada inmediatamente con gran interés, por ambas instituciones. La inauguración del Museo Cerezo Moreno fue el día 21 de Marzo de 1998. 

El edificio, construido en el año 1972, es de planta rectangular y su alzado consta de dos pisos. La fachada es de piedra chapada y en el centro de la misma se eleva un cuerpo cuadrado a manera de torreta y que enmarca un reloj. Sobre ella se asienta un templete de hierro forjado con una airosa copulilla de la que pende una campana.

Francisco Cerezo Moreno

Nace Francisco Cerezo el 19 de Enero de 1919 en la localidad de Villargordo (Jaén), donde vive hasta los catorce años, siendo el séptimo de nueve hermanos. Hijo de José Cerezo Rodríguez, herrero de profesión, natural de Marmolejo y de Juana Moreno Mateos, natural de Villargordo.

Como el propio recordaba y contaba, sus primeros dibujos los hacía en la blanca cal de las paredes de las casas del pueblo y ya de una forma más ortodoxa en la escuela de Villargordo (actualmente llamada"C.E.I.P. Francisco Badillo"), donde fue alumno de entrañable maestro D. Alfonso Carrasco.

Tras la muerte de su padre en 1933, la familia se traslada de Villargordo a Jaén capital donde ingresa en la Convento de San José de las Carmelitas Descalzas ya que se adaptó para viviendas y estudios siendo por lo tanto un alumno de la Escuela de Artes y Oficios, matriculándose en la clase de dibujo artístico. En esta tiene de profesores a D. Pedro Márquez Montilla, animador de Cerezo siempre durante toda su carrera, y D. Pablo Martín del Castillo.

Él se considera un pintor autodidacta, en la Escuela de Artes y Oficios, casi todo lo que le enseñan es dibujo, con lo que adquiere su formación pictórica estudiando profundamente el natural y la figura humana, el bodegón y el paisaje. Enrique Cañada Pérez, profesor de Pintura Mural, le inicio en la pintura al explicarle una tarde la teoría del color. Algunos compañeros de esta primera etapa fueron Manuel Serrano Cuesta, Rafael Ortega, Rufino Martos, Antonio Povedano, y Alfonso Parras.

Hace sus primeras exposiciones en 1944 en la Real Sociedad Económica de Jaén, en el círculo “Nueva Peña” y este mismo año obtiene la Medalla de Oro en la III Exposición Provincial de Arte con su dibujo “Nocturno del Castillo de Otiñar”,organizada por la obra sindical “Educación y Descanso”.

Comienza a tomar fama como dibujante y publica sus dibujos en sitios como la Carrera de Jesús a la altura del Torreón del Conde de Torralba de 1945 en la revista Paisajes.

En 1947 es becado por la Excma. Diputación de Jaén para ampliar estudios con el pintor Julio Moisés Fernández de Villasante en Madrid. Durante tres años asistió a las Clases del Círculo de Bellas Artes de esta ciudad. En su etapa madrileña conoce al restaurador Enrique Rodero, con el que permanece un tiempo aprendiendo restauración. En este ambiente artístico que le rodea hace amistad con anticuarios de Madrid conociendo este fascinante mundo al que tan ligado estaba. En Madrid y un poco por necesidad, se inicia en las tablas tipo “Tellers” o de Antiguos Flamencos con las que tuvo mucho éxito.

En 1950, cuando regresa a Jaén, monta un Taller de Restauración en la ciudad, ubica su estudio en el antiguo edificio de gran poder evocador. Fue este estudio punto de reunión de artistas y poetas giennenses de la posguerra. Instalado nuevamente en Jaén, inicia una nueva etapa creadora, pinta bodegones, retrata a la sociedad giennense de la época, dibuja rincones del Jaén antiguo, rincones de sus pueblos, castillos y atalayas, etc. Fruto de este trabajo es una importante colección de dibujos que se guardan en los fondos de su Museo de Villargordo.

En 1957 obtiene la Medalla de Plata “Premio Granada”, en la Exposición Nacional organizada en Arjona por el grupo “Los Nazaristas”. En 1958 ingresa en la Escuela Superior de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla y obtiene el Primer Premio Nacional de Pintura del Excmo. Ayuntamiento de Jaén con su cuadro “El fumador” expuesto casi desde entonces en el Museo Provincial de Jaén.

En 1960, por encargo del cabildo de la Catedral de Jaén, restaura la colección de pinturas y esculturas del Museo Diocesano, restaura un Crucificado de Sebastián Martínez y el magnífico relieve de la Santa Cena. Restaura algunos cuadros para la capilla de San Andrés de Jaén. En este mismo año hace unas de sus obras más elogiadas, el retrato al Deán de la Catedral Monseñor de la Fuente González.

Es en el año 1961 cuando Cerezo pinta su conocido cuadro “Aceituneros”, tema que le apasiona y trae recuerdos de su infancia. Obtiene con esta obra la Medalla de Oro de la 1ª Exposición de Invierno de Andalucía. Este año el profesor D. Manuel Capel Margarito publica una biografía sobre el pintor en la Colección “Artistas Giennenses”.

Le encarga el Parador de Turismo de Jaén una serie de pinturas entre las que se encuentra el retrato del Condestable Lucas de Iranzo.

En 1967 rebasa nuestras fronteras nacionales y expone su obra en la ciudad de Nueva York, (Estados Unidos), exponiendo en la Galería del Ministerio Información y Turismo.

En 1969 realiza de nuevo restauraciones para la Catedral de Jaén, Santa Capilla de San Andrés y el Museo Provincial de Jaén.

Por encargo de la Dirección General de Bellas Artes, en 1970 hace restauraciones para diferentes monumentos y museos de Toledo, Cáceres, Cuenca, Sevilla, Huelva y Jaén. Investiga y dibuja “in situ” los castillos y atalayas de la provincia de Jaén, labor que le ocupa varios años de esfuerzo y que culminara con la publicación en 1989, de su libro “Castillos y Atalayas del Reino de Jaén”, con textos de Juan Eslava Galán.

En 1974 conoce el pueblo de Segura de la Sierra y queda profundamente impresionado por su luz clara y limpia. Aquí pasa largas temporadas en su casa-estudio pintando escenas costumbristas, bodegones y apuntes. Estudia con sus paisajes esa luz mágica que baña Segura y que marca en Cerezo una nueva manera de hacer su pintura.

Expone una serie de tablas con motivos de Segura de la Sierra en 1978 en la Sala del Castillo de Jaén. Este mismo año ingresa como Miembro Honorario en la Asociación “Los Amigos de San Antón” participando como Ilustrador en las publicaciones de esta Asociación.

El Instituto de Estudios Giennenses, en 1981, le publica su libro “Mis Cuadernos de dibujo” con biografía y textos de Manuel López Pérez. Y este mismo año, cuando el Excmo. Ayuntamiento de Villatorres le nombra Hijo Predilecto de Villargordo y le dedica una calle rotulándola con su nombre. En 1990 se crea el Concurso de Pintura “Cerezo Moreno” que año tras año se sigue celebrando.

El 4 de Enero de 1995, se firma un convenio de cooperación entre la Excma. Diputación Provincial de Jaén y el Ayuntamiento de Villatorres para la rehabilitación de la antigua Casa Consistorial y adaptarla para Museo dedicado a Francisco Cerezo Moreno. También el Excmo. Ayuntamiento de Segura de la Sierra, le dedica al pintor una calle este mismo año. La Excma. Diputación de Jaén, en 1996, le monta una Exposición Antológica en sus Salas Provinciales y este mismo año se publica su libro de dibujos “Jaén Emblema del Renacimiento” con textos de Pedro Galera Andréu.

Recibe el Galardón de Giennense del Año por Arte de 1997, otorgado por Diario Jaén.

El 21 de Marzo de 1998 se inaugura el museo que lleva su nombre “Museo Cerezo Moreno”, en su localidad natal Villargordo, el cual alberga una importante colección de su obra pictórica y un conjunto de obras de pintores amigos del pintor. 

Ha sido un personaje solitario, no se llegó a casar porque decía tener vocación de soltero. Falleció el día 10 de Octubre de 2006, a los 87 años.

Fuente: jaenpedia.wikanda.es, www.andalucia.org

 

 


Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación, recordar tus preferencias y mejorar constantemente según los hábitos de navegación. Si sigues navegando sin cambiar la configuración, aceptas el uso de cookies en nuestro sitio. Si quieres más información sobre las Cookies, cómo las usamos o cómo eliminarlas ver nuestra política de Cookies..

  Acepto Cookies de este sitio